Fernando Trueba y su reina de España

¿Cómo empezar esto? No sé ni cómo hacerlo, pues pensando en cómo empezar, se me ha venido a la cabeza un insulto tan grande como el continente americano y sin ningún tipo de arrepentimiento, pero, hubo una persona una vez, que me dijo que, en una discusión, debate u opinión, en el momento que alguien insultaba perdía toda la razón. Puesto que yo creo que en este tema tengo toda la razón del mundo, al igual que muchos españoles, quitando evidentemente a todos aquellos que se sienten más venezolanos que españoles, evidentemente no quiero excluir a nadie, simplemente digo algo que por mucho que duela, es verdad. Y… parafraseando una frase de la película V de Vendetta; la verdad es que en este país algo va muy mal ¿No?

Hoy quiero hablar de una película, pero no vengo a hacer una crítica, en primer lugar, porque todavía no ha salido, en segundo lugar, porque viene cargada de una polémica que me ha hecho odiar al director y en tercer y último lugar, porque no la pienso ver (al menos legalmente). Una película que lleva un nombre muy patrio y un director no tan patrio, muy maleducado y sobre todo desagradecido. ¡Que conste en acta! Muchos podéis considerar «maleducado» o «desagradecido» un insulto (sobre todo aquellos que soléis sacar punta a todo, casualmente siempre sois los mismos), son adjetivos calificativos. Al igual que digo que Anne Hattaway es guapa y buena actriz, digo que Fernando Trueba es maleducado y desagradecido. Una vez aclarado, creo que ya he dado las pistas necesarias para saber de qué voy a hablar.

¿La película? La reina de España. Una película de Fernando Trueba y que promete ser una gran película. Me pregunto si el director de esta película habrá dado su opinión personal y habrá dejado nuestro país a la altura que él quiere. No lo sé, pero me parece indignante la situación. Una persona que recibe un premio por su labor al cine patrio, pero que en su discurso alega a que no se ha sentido español ni por cinco minutos. Mis preguntas son entonces, Fernando Trueba: Si usted no se ha sentido español ni cinco minutos en toda su vida, si cuando hay una competición deportiva siempre va con el contrario a España ¿Cómo es usted tan hipócrita de aceptar un dinero que le da el Estado Español para que usted siga haciendo cine para un país llamado España? ¿Cómo es usted tan hipócrita de financiar su película con dinero de todos los habitantes de un país con el que usted no se siente identificado? Haré una pregunta más ¿Cómo es usted tan hipócrita de considerarse «comunista» cuando está utilizando el dinero de todos los españoles para su propio beneficio, no debería repartir ese dinero con los más desfavorecidos para que exista una sociedad digna y justa? Si algún día me puede usted responder a estas preguntas sin mentir, le estaré eternamente agradecido.

Hoy me ha parecido correcto ir directo al grano. Creo que este país cada día cae más bajo, creo que este país tiene un problema muy grande, y es que, nos gusta cavar nuestra propia tumba y en vez de estudiar historia damos dinero a personas que poco a poco, quieren cargarse el país. Os diré un pequeño secreto, con gente como esta, poco a poco y sin hacer ruido, esto se va la mierda. Puede que finalmente este hombre gane un Goya (para aquel que no lo sepa, el galardón que se da al cine español), si esta persona recibe un Goya, ¿Volverá a pronunciar su incendiario discurso?

No me gustaría que este hombre estuviera nominado. Incluso, no me gustaría que esta película triunfara, dado que, si triunfa, veré que este país está decidido a caer más bajo de lo que ya ha caído. En realidad, me encantaría ver como la película se hunde. Cómo las salas de cine se quedan vacías y que el director del filme se coma con patatas sus palabras de aquel fatídico día que recogió el dinero que le dieron los españoles y que él robó con sus sucias palabras. Vuelvo a aclarar por si no lo habéis entendido bien, sucias palabras no es insulto, es un adjetivo calificativo, por si no os queda claro.

Mucho me temo que esta película será un pelotazo y que este hombre, considerándose comunista se hará de oro tal y como lo hacen otros tantos que se declaran revolucionarios fanáticos de la Oz y el Martillo pero viven en un grandioso chalet en la Moraleja. Si, un ejemplo de vida equilibrada y justa con los más pobres que viven en el soportal de la plaza mayor de Madrid, expuestos al frío del invierno y las inclemencias del tiempo en España, sí, un ejemplo a seguir. Mientras tanto, personajes como este, que no se consideran españoles pero que siguen chupando del frasco como si lo fueran, se lucran de la inocencia de un pueblo que se cree todas sus mentiras, en fin. Seguro que todos estos que apoyan el gobierno de Maduro y Fidel Castro en Venezuela y Cuba van a ver la película de su amigo el antiespañol.

Hemos de apoyar la cultura española. Para mi esta película no es cultura española. Al menos, este hombre podría haber sido decente. Podría haber rechazado el premio y quedar bien, siendo antiespañol, pero desvinculándose de la financiación y premios que el estado le da por su cine, que, hasta ese día, yo consideraba cine español. Querido Trueba, le invito a que, si no le gusta este país, estoy seguro que en Francia le acogen con los brazos abiertos, pero eso sí, no se te ocurra decir que en las guerras vas a favor del enemigo o que en las competiciones deportivas vas en contra de su país, porque allí no son como somos en este circo llamado España, allí directamente «te muelen a palos». Sinceramente señor Trueba, no le deseo ningún mal. Solo espero que su película sea la menos taquillera del cine español y que, por supuesto, sea la peor película de su carrera. Lo que a mí me hace alucinar es lo antiespañol y comunista que usted se considera y luego dirige usted una película que lleva por título La reina de España y con la que usted piensa ganar un pastizal con un reparto de los actores más taquilleros del cine español. Déjeme que me lo piense… ¿Antiespañol y comunista? Permítame que le diga una última frase; es usted un hipócrita.

“Hay tanta distancia de cómo se vive a cómo se debería vivir, que quien deja a un lado lo que se hace por lo que se debería hacer, aprende antes su ruina que su preservación” Maquiavelo. El príncipe

Sergio Barajas Cruz

Atlantia, el principio del fin

Se abre el telón y nos encontramos con que ya he descrito las dos partes anteriores. Hoy me dispongo a contar esta tercera y última parte, sin dejar de recordar que ya en Gaia, el lamento de nuestra madre tierra pudimos ver cómo una cultura conquista a otra y como en La voz dormida, un grito nunca escuchado una institución impone que hay que creer en algo sin importar nada de lo que antes hubiera. Sigue leyendo

Crítica de El planeta imaginario. LODVG

Ha vuelto, parece mentira, pero un grupo que llenó mi infancia con su música ha vuelto a hacer magia para recordarme esos momentos, esas mañanas de los sábados delante de la minicadena escuchando las míticas canciones, que hoy han vuelto a sonar en mis auriculares y que han hecho vibrar mi fibra sensible. Un disco que personalmente he guardado en mi memoria, volvemos a esos títulos y letras místicas. Un disco con muchos cortes que son interesantes y que no podemos dejar de escuchar. Sigue leyendo

Crítica de V de Vendetta

Bajo una máscara y con la Obertura 1812 de fondo quiero conmemorar hoy el 5 de noviembre, haciendo una crítica de una de las películas que más han marcado mi vida. La película que narra la historia de un revolucionario que pide justicia, la película de una persona que juró venganza y que intenta obtenerla. Un hombre que tiene sentimientos y que quiere que la situación de su país cambie por completo, que el humano no sea martirizado y, sobre todo, completar el cometido del conspirador católico inglés Guy Fawkes. Sigue leyendo